Crecimiento exponencial

Lo que hace que COVID-19 sea diferente de otros coronavirus es lo contagioso que es; se propaga exponencialmente, lo que significa que a medida que el número de personas infectadas aumenta, también lo hace la tasa de propagación de la infección a más personas.

R0 (se pronuncia R-nada) es un término usado para cuantificar cuán contagiosa es una enfermedad. La R0 de COVID-19 es actualmente de 2-2,5%, lo que significa que se espera que cada persona infectada propague el virus a otras dos en promedio, poniendo así en marcha la cadena de progresión.

Sin embargo, en un lado un poco más brillante, esto también significa que el inevitable declive de COVID-19 será también exponencial.