Estar libre de estrés

El estrés crónico y prolongado puede influir destructivamente en el sistema inmunológico reduciendo la capacidad del cuerpo para defenderse de los virus y las bacterias.

Cuando muchas cosas se sienten inciertas o fuera de nuestro control, una de las maneras más efectivas de manejar el estrés y la ansiedad es enfocarse en las acciones que están en control. Una mente sana ayuda a mantener un cuerpo sano.