Las masas más vulnerables

Según la información disponible y la experiencia clínica, los adultos mayores de 65 años, junto con las personas de cualquier edad con afecciones médicas graves, corren un mayor riesgo de padecer enfermedades graves a causa de COVID-19.

Las personas con cualquiera de las siguientes condiciones subyacentes son las más vulnerables a la enfermedad:

Asma, ya sea moderada o grave

 Una enfermedad pulmonar crónica

 Una grave enfermedad cardíaca

 Una condición que puede comprometer la inmunidad; como someterse a un tratamiento contra el cáncer o a un transplante (de médula ósea u órgano). Esto también incluye deficiencias en la inmunidad, VIH o SIDA mal controlado, hábitos como el fumar y el uso prolongado de medicamentos que debilitan la inmunidad, como los corticosteroides.

 Obesidad severa, que se indica por un índice de masa corporal o IMC de 40 (o más)

 Enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus

 Enfermedad renal crónica, especialmente una que requiere diálisis

 Una enfermedad hepática