Lavado de manos

¿Te preguntas si un simple lavado de manos puede matar todos los virus?

¡Bueno, sí! La buena noticia es que lavarse las manos, incluso con agua y jabón, puede matar todos los virus, siempre que se haga bien y de forma adecuada. ¿Cómo puede ser suficiente el jabón? Porque los virus son nanopartículas autoensambladas en las que el eslabón más débil es la bicapa lipídica (grasa).

El jabón disuelve la membrana de grasa, y el virus se desmorona como un castillo de naipes y «muere», o mejor dicho, se vuelve inactivo ya que los virus no están realmente vivos. Sin embargo, es importante saber que esta disolución de la capa lipídica lleva un mínimo de 20 segundos, el tiempo necesario para cantar un Coro de Feliz Cumpleaños por ejemplo.